Festejo doble para Hamilton

El británico ganó en el Gran Premio de Eifel y así alcanzó la marca de 91 triunfos que ostentaba el astro de Ferrari Michael Schumacher.
La final de la fecha 11° de la temporada 2020 de la Fórmula 1, en Nurburgring, tuvo a Valtteri Bottas (Mercedes) partiendo desde la pole position, acompañado en la primera fila por su compañero Lewis Hamilton (Mercedes) y en la segunda fila Max Verstappen (Red Bull) con un sorprendente Charles Leclerc (Ferrari), quien logró llevar al auto rojo nuevamente a los primeros puestos, al menos para la largada.

La largada del Gran Premio de Eifel mostró a ambos Mercedes yéndose anchos en la primera curva, cuando parecía ser Hamilton el que ganaba la pulseada, pero el finlandés pudo retomar el primer puesto en el ingreso a los mixtos. Verstappen se aferró a la tercera posición y algunos segundos por detrás quedaron Leclerc y Daniel Ricciardo (Renault), quienes protagonizaron la primera lucha interesante. Al monegasco se le hacía difícil contener al australiano, detrás del cual comenzaban a juntarse el resto de los autos, producto del bajo ritmo que imponía la Ferrari número 16.

Las maniobras defensivas de Leclerc para contener al de Renault, le permitían a los tres primeros estirar diferencias, que para la octava vuelta ya eran de casi 20 segundos entre el tercero y el cuarto. Finalmente antes del décimo giro, Ricciardo terminó el asunto y dejó atrás a Leclerc.

Sebastian Vettel (Ferrari) realizó un trompo cuando peleaba la posición con Romain Grosjean (Haas) y luego pasó por los boxes para el cambio de neumáticos por intermedios, algo que empezaron a hacer la mayoría de los autos, ante el cambio de condición de la pista, que parecía que en pocos minutos comenzaría a tener la presencia de lluvias.

Una pasada de Bottas, nuevamente en la primera curva, dejó a Hamilton en el liderazgo. El finlandés aprovechó para cambiar los neumáticos y volvió a pista en la cuarta posición. En la misma curva en la que Bottas perdió la punta, Kimi Raikkonen (Alfa Romeo) golpeó por detrás a George Russell (Williams), quien debió abandonar la carrera. Posteriormente, el ex hombre de Ferrari recibió una sanción de 10 segundos por esta acción.

En el ingreso a la vigésima vuelta, Bottas informó por radio una pérdida de potencia, mientras caía elen el clasificador hasta entrar a boxes, donde finalmente abandonaría la competencia.

Hamilton continuaba firme en la punta al cumplirse la mitad de la competencia, seguido de cerca por Verstappen, Ricciardo, Sergio Pérez (Racing Point) y Carlos Sainz (Mc Laren) en el primer quinteto.

El ingreso del auto de seguridad para remover el Mc Laren de Norris, luego de un despiste del británico, recortó las distancias para darle más emoción a los últimos diez giros del Gran Premio de Eifel. En el relanzamiento, Hamilton se mantuvo al frente, pero Daniel Ricciardo fue el que le puso condimento al momento intentando el sobrepaso sobre Verstappen, aunque la disputa entre el de Renault y el de Red Bull sólo benefició a Pérez, quien se sumó a la pelea.

Daniel Ricciardo llegó nuevamente al podio, algo que no lograba desde Monaco 2018 (Red Bull) y significa también su primer logro con Renault. Para el equipo aurinegro es el primer podio desde Malasia 2011 (Nick Heidfield).

Fue triunfo de Lewis Hamilton, quien acabó de esta manera con 14 años de una plusmarca ‘sagrada’ de la F1, los 91 triunfos de Michael Schumacher, y así se dirige con comodidad hacia su 7.º título. Finalizada la carrera, Mick Schumacher cumplió con la entrega del casco de su padre al inglés en una emocionante imagen que sirvió de gran corolario para el Gran Premio de Eifel.

Compartir en Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.